Continuamos con nuestro diccionario curly.

  • No Poo: no usar champú en la rutina.
  • Piña: coleta alta poco apretada que se hace sobre todo cuando vamos a dormir para evitar en lo posible que los rizos se aplasten.
  • Plopping: técnica que consiste en sujetar, con una camiseta de algodón o una toalla de microfibra, los rizos en lo alto de nuestra cabeza durante unos minutos después de la definición. Ayuda a definir los rizos y aporta volumen en las raíces.
  • Porosidad: capacidad que tiene el cabello para absorber y retener la humedad. Puede ser alta, media o baja.
  • Praying Hands/Manos Rezando: técnica para aplicar productos que consiste en pasar las manos juntas (como si estuvieran rezando) por secciones del cabello.
  • Prepoo: tratamiento intensivo con aceites que se hace antes de lavar el cabello y se deja actuar durante entre 20 y 45 minutos si es mezcla de mascarilla y aceite, o más tiempo si solo se hace con aceite. Se conoce también como nutrición.
  • Pulsing: técnica que consiste en aplicar los productos con las manos sobre el pelo empapado de agua, haciendo un movimiento similar al de scrunch. Se consigue que los rizos se agrupen, ganando definición.
  • Refrescar: reavivar los rizos los días siguientes al lavado. Se puede hacer con agua, leave in, productos específicos o incluso unas gotas de aceite.
  • Rutina: todo lo que se hace el día de lavado, productos, forma de usarlos, técnicas, secado, etc.
  • Scrunch: técnica de definición que consiste en apretar el cabello de puntas a raíces con la mano para favorecer el encogimiento y la definición del rizo.
  • Sellado: mantener la hidratación de la hebra mediante el uso de serums o aceites.
  • Silicona: sustancia que recubre la hebra aportando suavidad y disminuyendo el encrespamiento, pero con un gran poder de acumulación. No aporta ningún beneficio más allá de “maquillar” el cabello.
  • STC (Squish To Condish): técnica que ayuda a hidratar y definir los rizos. Consiste en aplicar el acondicionador con la cabeza hacia abajo y hacer scrunch con gran cantidad de agua.
  • Sulfato: sustancia química que se utiliza para limpiar en profundidad, son tan fuertes que pueden resecar el cuero cabelludo.
  • Transición: proceso que atraviesa el cabello desde que deja los sulfatos y las siliconas hasta que recupera su apariencia sana y el rizo natural. No tiene una duración determinada, va a depender de lo castigado que esté el cabello entre otros factores.

    Entradas recomendadas