¿Por qué llamamos a este paso el último lavado? Será la última (o la penúltima) vez que uses un champú con sulfatos. Seguro que hasta este momento has estado usando acondicionadores, protectores térmicos y productos de fijación que llevaban siliconas, ceras y/o aceites minerales. Estos ingredientes acumulados en tu cabello, se eliminaban al lavar con tu champú con sulfatos, pero acto seguido volvías a poner los mismos productos con siliconas. Ahora que has decidido no usar más esos productos, necesitas eliminarlos por última vez.
A menudo suelen preguntarme qué champú comprar para ese último lavado y seguramente no sea necesario, ya que nuestro champú de uso diario es probable que nos sirva. Necesitamos un champú que lleve sulfatos pero que no lleve ningún ingrediente de los que se pueden acumular (siliconas, ceras, aceites minerales). Averiguarlo será tan fácil como leer su listado de ingredientes o INCI, entre sus primeros ingredientes debe aparecer algún sulfato.
¿Qué más vas a necesitar para este paso? Productos aptos, que no lleven ninguno de los ingredientes “prohibidos”, acondicionador, mascarilla y algún producto de fijación si quieres.
Después de lavar, tienes dos opciones: poner mascarilla y acondicionador, o poner solo la mascarilla. Este paso es muy importante pues estamos hidratando nuestro cabello, algo fundamental para el cabello rizado. En cualquier caso, la mascarilla debes dejarla entre 30 minutos y 1 hora y media dependiendo de lo potente que sea. Después de aclararla puedes poner acondicionador si te apetece y es en este paso, ya sea con la mascarilla o con el acondicionador puesto, cuando debes aprovechar para desenredar el pelo, puedes hacerlo con un peine de púas anchas o con los dedos. Con el acondicionador puesto se recomienda estrujar el cabello de puntas a raíces con las manos llenas de agua para que penetre mejor en las hebras y las mantenga hidratadas.
Hora de definir, con el pelo muy mojado, hacemos toca ese gesto que todas las personas de pelo rizado hemos hecho mil veces y que es “apretar el pelo para arriba”. Podemos hacerlo con o sin producto de definición, eso ya es al gusto de cada persona. Eso sí, el producto escogido debe ser apto. Puedes escoger entre muchos productos tales como geles, cremas de peinado, espumas, etc. Cuando veas que tus bucles están a tu gusto, puedes retirar el exceso de agua con una toalla de microfibra apretando el pelo con ella.
Acabamos con el secado, si eres de las personas a las que les gusta dejar secar el pelo al aire puedes hacerlo; pero si eres de secar con secador, llega la hora de usar el difusor. Cuando seques, hazlo a una temperatura media (no demasiado caliente) y a velocidad baja.
Et voilà! Has realizado tu último lavado.

    Entradas recomendadas